Industria:
Asegurarse la liquidez y líneas de financiación en momentos de crecimiento

Perfil de la compañía y mercado:

Compañía del sector fabricación de componentes químicos para la industria agroalimentaria. Empresa con una facturación menor de 500 € Mn, y menos de 2.000 empleados.

La compañía pertenece a la cadena de valor de la industria agroalimentaria.

En 2018 el sector protagonizaba dificultades derivadas de una bajada histórica de los precios de los productos del sector agroalimentario debido a la fuerte productividad de las cosechas de los años precedentes. Esto hizo que todas las empresas del sector sufrieran reducciones en su margen.

Necesidades de la compañía:

En ese entorno, la empresa necesitaba mejorar márgenes y alocar incremento de producción en productos de mayor valor añadido, incrementar la diversificación de sus mercados, y conseguir una normalización de los costes.

La compañía puso en marcha una estrategia global (estructural, comercial y financiera) para ello, pero se encontraba sujeta a una financiación sindicada bancaria y con dificultad para conseguir en un plazo ágil la nueva financiación del capital circulante o working capital que conllevaba la estrategia de internacionalización y portfolio de producción de mayor margen.

La Propuesta de Finalbion:

Debido a las restricciones del nuevo endeudamiento que presentaba la compañía por el préstamo sindicado, desde nuestra entidad propusimos una línea de Factoring, perfectamente compatible con su financiación bancaria, al ser sin recurso a la compañía cedente. Además, no le restaba capacidad de endeudamiento a los deudores autorizados al ser una financiación que no impacta en CIRBE.

Con esta propuesta la compañía pudo así financiar con nosotros un volumen de algo más de 72 millones de euros de facturas de sus clientes e iniciar la ejecución de sus nuevos planes comerciales durante el periodo de negociación de una nueva estructura de financiación bancaria adecuada a la nueva situación de su mercado.