Compañía del sector ingeniería líder a nivel global.

Perfil de la compañía y mercado:

Empresa con una facturación menor de 3.500 € Mn y menos de 3.000 empleados.

La compañía está comprometida con el diseño y ejecución de plantas de producción de combustibles limpios, productos petroquímicos, hidrógeno, electricidad, etc. 

Cuenta con un equipo de ingenieros de primer nivel y expertos en planificación, control, logística y calidad que garantiza un alto nivel de compromiso y el mayor nivel de eficiencia y sostenibilidad. 

La compañía opera en cerca de 60 países a nivel global y en  los últimos 18 meses han supuesto un reto importante de mantenimiento del nivel de actividad debido a la pandemia del Covid.

Algunos proyectos importantes se han visto cancelados o ralentizados propiciando una estrategia financiera de protección del nivel de fortaleza de su caja operativa. Al tratarse de gestión de proyectos, eso supone la necesidad de una administración emuy eficiente de su inversión en capital circulante. 

Necesidades de la compañía

La gestión eficiente de su capital circulante y la protección de la caja operativa se ha convertido en el eje principal de su estrategia de tesorería. Esa estrategia implica garantizar el funcionamiento de su cadena de suministro dándole más confort a los proveedores estratégicos, muchos de ellos internacionales. 

La compañía cuenta con un amplio apoyo de la banca tanto nacional como internacional, pero encontró muy útil la opción de facilitar el acceso a la financiación de sus facturas a sus proveedores nacionales e internacionales a través de programas de financiación alternativa  no bancarias de capital circulante. 

La propuesta de Finalbion

Pusimos en marcha en julio de 2020 una línea de Reverse Factoring  (Confirming) donde nuestro cliente ofrecía la opción de anticipar sus facturas, sin recurso, a unos 30 proveedores. De esta forma, además el proveedor complementa el seguro de crédito concedido por su aseguradora, y puede asumir más riesgo con este cliente. 

Muchos de estos proveedores son internacionales y gracias a la nuestra plataforma disponible también en inglés, alemán y francés se les ha facilitado el acceso a una financiación rápida y cómoda en países donde ese acceso a la financiación alternativa o no bancaria no es tan ágil.  

La línea de  Reverse factoring en este primer año ha financiado a estos proveedores más de 38 millones de euros, interesándose varios de estos proveedores en nuestra entidad  para complementar sus fuentes de financiación.